Gracias por seguir creyendo en historias como la de Nora, empleada de farmacia y egresada de nuestro sindicato.